Federación

Carácter de la Federación Aragonesa de Triatlón

Federación Aragonesa de Triatlón

El Artículo 41. Federaciones Deportivas Aragonesas de la Ley del Deporte de Aragón nos dice:

"1. Son Federaciones deportivas aragonesas las entidades deportivas que, además de sus propias atribuciones, ejercen, por delegación de la Comunidad Autónoma, entre otras, las funciones de promoción y desarrollo ordinarios del deporte en el ámbito territorial aragonés.
2. Las federaciones deportivas aragonesas estarán integradas por deportistas, técnicos, jueces y árbitros, otras entidades deportivas y otros colectivos interesados que promuevan o practiquen el desarrollo de la actividad física y el deporte o contribuyan a ello."


Hemos querido poner este párrafo antes de hablar sobre esta federación de triatlón para invitaros a reflexionar sobre qué es y quien compone una federación.
La componemos todos los afiliados, no solo la Junta Directiva y todos podemos influir en el funcionamiento de la institución. Esa capacidad de influencia que nos otroga la Ley del Deporte de Aragón nos hace responsables de ese funcionamiento a todos por igual.

Y el segundo punto del artículo en el que se define una Federación Deportiva nos señala que su principal función es promoción y desarrollo ordinarios del deporte en el ámbito territorial aragonés.

Hitos temporales de la Federación Aragonesa de Triatlón y P.M.

01/09/2000 Constitución legal y estatutaria de la FATRI ante Notario.
28/09/2001 Publicación en BOA de la resolución de 14 de septiembre de 2001 de la Dirección General de Deporte del Gobierno de Aragón, firmada por D. Fernando Arcega Alperte por la que se reconoce y entran en vigor los Estatutos de la FATRI. 
Año 2002 (sin dato exacto) Proclamación de Presidente FATRI de D. José Miguel Tricas Moreno.
08/02/2005 Proclamación de Presidente FATRI de D. José Luis Diaz Carrasco.
06/12/2008 Proclamación de Presidente FATRI de D. Rodrigo Gómez García.
11/12/2012 Proclamación de Presidente FATRI de D. Daniel Tello Sánchez.
23/12/2013 Proclamación de Presidente FATRI de D. Jesús Sánchez Felipe.
07/02/2015 Modificación artículos aprobada en Asamblea General 07-02-2015 (denominación, siglas, modalidades deportivas, siglas FETRI, y domicilio social). 
21/01/2017 Modificación artículo 4 aprobada en Asamblea General 21-01-2017 (inclusión del Binatlón como modalidad deportiva propia de la FATRI). 
18/01/2020 Modificación Estatutos aprobados en Asamblea General 18-01-2020 (adaptación a la Ley 16/2018 del Deporte de Aragón) 

Historia de la Federación Aragonesa de Triatlón

Triatlón San Sebastián 1987La historia del triatlón español no podría entenderse sin el protagonismo, modesto en cantidad, pero de gran importancia, que el triatlón aragonés tuvo en sus orígenes. Aragón ha sido pionera en muchas facetas de este deporte. En nuestra comunidad se han celebrado algunas de las primeras competiciones a nivel nacional de las diferentes modalidades como el antiguo triatlón blanco reconvertido al triatlón de invierno actual, el duatlón de montaña y el triatlón de montaña, cuya denominación evolucionó a las de modalidades cros. La actividad del triatlón aragonés tiene sus orígenes en los últimos años de la década de los años 80, cuando varios deportistas comienzan a practicarlo atraídos por las primeras competiciones nacionales e internacionales de triatlón que empiezan a tener cierta repercusión mediática. Algunos, como Angel Santamaría o Víctor Barón todavía siguen en activo y participan en nuestras competiciones. En esa fase incipiente del triatlón español destaca especialmente la triatleta jacetana Isabel Dumall (C.P. Mayencos), Campeona de España de Triatlón en 1989, vencedora del Triatlón de San Sebastián, del Triatlón de Barcelona, etc. y que participa esos años con la Selección Española en campeonatos de Europa y del Mundo. En esos años, otros d

Durante los años 90 se empiezan a cimentar las bases del triatlón aragonés, con la aparición de las primeras competiciones y clubes que asumen el triatlón como una nueva oferta deportiva en el seno de sus organizaciones. Los clubes que generan las primeras secciones de triatlón son el Club de Montaña Pirineos, Club Pirineísta Mayencos, Club Duatlón Calatayud, Stadium Casablanca, C.T. Alameda, y C.D. Zoiti 89. Durante esos años, la actual Federación Aragonesa de Triatlón no existe todavía como tal, y jurídicamente se actúa como Delegación Nacional de la FETRI en Aragón. En el plano competitivo hay varios hechos que merecen ser destacados. El primero de ellos es la aparición en Aragón del formato de Duatlón de Montaña (denominación "cros" en la actualidad) en el mismo formato que las competiciones de duatlón que se venían celebrando en España (Rivas, Águilas, etc.), pero con bicicleta de montaña y circuitos todo terreno. Los pioneros fueron los duatlones organizados tanto por el club Duatlón Calatayud, como Stadium Casablanca, ya que ambos tienen documentadas sus segundas ediciones en 1993. No existen documentos de la primera edición en 1992 en ninguno de los dos casos, aunque es muy probable que la primera edición organizada por Stadium Casablanca coincidiera con su "I Triatlón Ciudad de Zaragoza" (1992) que sí está documentado y se realizó en formato roller ski + bicicleta de montaña + carrera a pie. En cualquier caso, gracias a la aparición en 1992 del Duatlón de Montaña Sierra de Armantes y del Duatlón de Montaña Stadium Casablanca, así como posteriormente la del I Duatlón de Montaña Trofeo Mayencos (1995), Aragón es pionera en esta modalidad y favorece la aparición de la Copa Aragonesa de Duatlón Cros (1996), antesala de la Copa de España de Duatlón Cros, así como de la celebración del primer Campeonato de España de Duatlón de Montaña que se disputa el 28 de noviembre de 1999 en Calatayud.

Pero si una disciplina está ligada a nuestro territorio, esa es el Triatlón de Invierno (denominación actual del Triatlón Blanco). En 1987 se organizan en Reinosa (Cantabria) y en Candanchú las primeras ediciones de sus "triatlones blancos". Desde ese año, y hasta la actualidad, fundamentalmente gracias al empuje del Club Pireneísta Mayencos, Aragón ha sido el principal motor y organizador del triatlón de invierno en España. Multitud de sedes y valles pirenaicos han albergado competiciones de esta disciplina: Candanchú, Ansó, Benasque, La Partacua, Panticosa, Formigal, etc. que han albergado varios Campeonatos de España de Triatlón de Invierno. Uno de los hitos más importantes se alcanza en el año 2000 con la celebración entre Jaca y Candanchú del Campeonato del Mundo de Triatlón de Invierno que se adjudicó el francés Nicolas Lebrun y en el que el aragonés Juan Carlos Apilluelo obtuvo una meritoria medalla de bronce.

Pepe BarbanyEl protagonismo del triatlón aragonés también tuvo su reflejo en la modalidad principal, como es el triatlón. A finales de la década de los años 90, el triatlón es admitido como nuevo deporte olímpico, debutando como tal en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000. Por ello, se entiende mejor la importancia que tuvo la celebración de dos Campeonatos de España de Triatlón consecutivos en la localidad oscense de Graus en las temporadas 1999 y 2000. El Triatlón de Graus no solo fue una competición de referencia nacional, sino que además era una competición internacional del circuito ITU, por lo que reunía a los mejores triatletas internacionales del momento. Entre esos triatletas se hizo un hueco el aragonés Pepe Barbany, cuyo palmarés le hace ser uno de los mejores triatletas españoles de todos los tiempos: más de 90 veces participaciones en competiciones Internacionales representando a España, medalla de bronce en el Campeonato de Europa absoluto masculino (primera medalla internacional masculina conseguida en el Triatlón español), Campeón de España Distancia Olímpica, varias veces TOP 5 en Copas del Mundo ITU, Ganador de múltiples pruebas de triatlón y duatlón nacionales. Una lesión le impidió estar en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 junto a Maribel Blanco, Iván Raña y Eneko Llanos.

Díaz y SantamaríaEn el plano deportivo, hay que citar además los excelentes resultados en Campeonatos de España de deportistas como Angel Santamaría, Kiko Marco, José Luis Díaz, Angel Clemente, etc. muy ligados a la Larga Distancia, que conformaron junto con Juan Carlos Apilluelo la que podríamos denominar "edad de oro del triatlón aragonés". Si a ello le unimos el auge de la Copa Aragonesa de Duatlón Cros, y la aparición de algún triatlón en formato "popular" de piscina como el de Jaca (temporadas 1999 y 2000), el resultado final estaba claro: era necesario crear una Federación Aragonesa de Triatlón. Para ello, resultó clave el trabajo de gestión realizado durante todos esos años por otro amante del triatlón como José Miguel Tricas, del Club de Montaña Pirineos, a la postre, primer presidente de la FATRI.

ApillueloEl siglo XXI arranca con la necesidad de plasmar legalmente la existencia de la nueva Federación Aragonesa de Triatlón, cuyos Estatutos se redactan y firman el 1 de septiembre de 2000, se elevan a escritura pública ante Notario el 30 de marzo de 2001, y son aprobados y publicados en BOA por el Gobierno de Aragón el 28 de septiembre de 2001. Como ya se ha dicho, Jose Miguel Tricas es elegido primer presidente de la FATRI a inicios de la temporada 2002. Durante su mandato tuvo un importante crecimiento la Copa Aragonesa de Duatlón de Montaña, con la aparición de nuevas sedes y premios en metálico, en la que participaban duatletas procedentes de otras autonomías ya que era un circuito pionero en todo el territorio nacional. Pero al deportista aragonés había que ofrecerle la posibilidad de debutar y probar el deporte del triatlón, y para ello fueron fundamentales los diferentes triatlones populares, con segmento de natación en piscina, y generalmente con bicicleta de montaña, celebrados en sedes como Tauste, Leciñena, Ejea, Sádaba, Borja, etc., y que dieron lugar a la aparición de la I Liga Aragonesa de Triatlón de Montaña, que comenzó en 2002.

Si en el año 2000 Candanchú fue sede del Campeonato del Mundo de Triatlón de Invierno, en la temporada 2004 se convirtió en una de las sedes de la recién creada Copa del Mundo de Triatlón de Invierno de la ITU. En esa competición el campeón fue el triatleta de la República Checa Otakar Kobr, y subcampeón un jovencísimo Víctor Lobo. El triatleta de Stadium Casablanca fue durante varios años el dominador nacional de esta disciplina, con seis campeonatos de España y participaciones en europeos y mundiales, incluyendo un bronce en
2005 en el Campeonato de Europa de Freudenstadt (Alemania). Su calidad deportiva le permitió unos años más tarde participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014 en la modalidad de biathlon.

En la temporada 2004 la FATRI celebra su proceso electoral, presentándose las candidaturas de Jose Miguel Tricas Moreno y de Jose Luis Díaz Carrasco. La candidatura presentada por José Luis Díaz es la que resulta ganadora, y se le proclama nuevo presidente de la FATRI el 8 de febrero de 2005. De esta forma, se inicia una nueva e ilusionante etapa en la FATRI en la que Díaz y varias personas colaboradoras siguen dando pasos muy importantes en el crecimiento natural de la Federación: creación del Comité de Jueces, acceso del triatlón al programa de Juegos Escolares de Triatlón, generación de página web triatlonaragon.org, se inician las Galas de la FATRI para condecorar a los mejores deportistas de la temporada, y otras muchas acciones. Ese empuje se traduce en un aumento de clubes y licencias federativas, superando por primera vez las 200 licencias.

A nivel competitivo, los proyectos estrella de esta época son la celebración del Campeonato de España de Duatlón Cros 2006 en la ciudad de Zaragoza, y el primer Campeonato de España de Triatlón Cros que programó la Federación Española de Triatlón en la Estanca de Alcañiz, también en la temporada 2006. El deporte del triatlón se seguía promocionando entre los deportistas aragoneses mediante la Liga Aragonesa de Triatlón de Montaña, con muchas competiciones en las que la natación se seguía celebrando en las piscinas municipales, pero que consiguió enganchar a muchos deportistas para que practicaran nuestro deporte. Se celebra por primera vez en 2005 el Triatlón Ciudad de Teruel, prueba de carácter nacional, que fue la competición referente del triatlón aragonés durante muchas temporadas. La Copa Aragonesa de Duatlón Cros (que cambiaría su denominación de montaña por cros en 2006), que continúa con su empuje habitual, sirve de aliciente para que la Federación Española de Triatlón organice varios años la prestigiosa Copa de España de Duatlón Cros, de la que algunas competiciones aragonesas fueron sede. Las localidades de Biescas y Gallur organizaron sus respectivos duatlones de carretera que pusieron en liza el título autonómico en 2005 y 2006, todo ello enmarcado en lo que podría denominarse una nueva "edad de oro", pero en este caso del duatlón aragonés. De hecho, la Selección Aragonesa de Duatlón consigue la medalla de bronce en el Campeonato de España de Duatlón por Autonomías que se celebra en 2006 en Santiago de Compostela. Durante esos años, duatletas como Colchero, García, Solanas, Cremades, Lobo, Muñoz, etc., se codean con la élite del duatlón nacional. Entre las deportistas femeninas, es necesario destacar la irrupción en el panorama nacional de triatlón de la aragonesa Laura Díaz (hija de José Luis) que, entre otros éxitos, se proclamaría subcampeona de España Sub23 y 11ª en Campeonato de España Élite de Triatlón en la temporada 2008.

Yolanda MagallónCapítulo aparte merece la turiasonense Yolanda Magallón, que desde finales de los años 90 hasta la actualidad no ha dejado a acumular títulos y pódiums autonómicos de duatlón y triatlón en todas sus disciplinas y distancias. Pero es durante la primera década del siglo XXI cuando impone su supremacía a nivel nacional en las modalidades cros. Se proclama varias veces Campeona de la Copa de España de Duatlón Cros y Campeona de España Élite de Duatlón Cros en 2004, 2008 y 2009. Magallón ha sido varias veces Campeona de España de Triatlón de Invierno, donde acumula participaciones internacionales y citaciones con la Selección Española. El título nacional de Triatlón Cros se le resiste, pero acumula hasta tres medallas de bronce en la disciplina.

José Luis Díaz fue presidente de la FATRI durante unas frenéticas temporadas 2005 y 2006, pero la falta de recursos humanos le obliga durante este tiempo a afrontar en solitario todos los asuntos de gestión corriente de la FATRI. El 14 de enero de 2007, tal como recoge la nota de prensa publicada en esta web, presenta su dimisión como presidente. La decisión, y el hecho de que no se presente ninguna candidatura alternativa a relevarle en su cargo, abre una crisis sin precedentes en el triatlón aragonés, que ve frenado la ilusión y crecimiento de los dos años anteriores. En la temporada 2007 apenas se celebran competiciones y los triatletas aragoneses tienen que salir a competir a otras comunidades autónomas. Tras varios meses de incertidumbre, algunos federados instan al Director General de Deporte de aquella época, D. Álvaro Burrell, a que intervenga para solucionar la parálisis del triatlón aragonés y buscar un nuevo Presidente y Junta Directiva que gestione la FATRI. El 22 de noviembre de 2007, tal y como se informa en las noticias de esta web, la gestión de la FATRI se empieza a llevar desde Teruel. En concreto, es la directiva del C.T. Turia Extreme, que venía organizando con éxito el Triatlón Ciudad de Teruel, encabezada por su presidente Rodrigo Gómez García, la que decide tomar las riendas de la FATRI. Durante la temporada 2008, al tratarse de año olímpico, se celebran las oportunas elecciones que proclaman a Rodrigo Gómez el 6 de diciembre de 2008 nuevo presidente de la Federación Aragonesa de Triatlón.
 

El proceso de traslado de la FATRI a Teruel y el mecanismo electoral se sigue notando en el calendario de competiciones 2008, una temporada en la que apenas hubo oferta competitiva en Aragón. A pesar de ello, la Junta Directiva de Rodrigo Gómez apostó por la celebración de competiciones en nuevas sedes que dieron sus frutos con la celebración de importantes iniciativas como varias ediciones del Duatlón de Castellote (Teruel), que llegó a ser duatlón clasificatorio nacional, los Campeonatos de España de Triatlón de Invierno en Benasque 2009, y Ansó 2010, concluyendo con la celebración del Campeonato de España de Triatlón Cros 2011 en Mas de la Punta - Caspe. A partir de la temporada 2009 se retoma la actividad competitiva con normalidad, se vuelve a celebrar la Copa Aragonesa de Duatlón Cros, así como las competiciones más emblemáticas de esa época: Triatlón de Teruel, Triatlón Cros de San Blas, Duatlón Tritón, Triatlón de La Estanca de Alcañiz, triatlones populares, etc.

A nivel competitivo son unas temporadas en las que se recupera la presencia de equipos aragoneses en las competiciones nacionales de triatlón. Si en años anteriores había sido el Club Triatlón Europa el primer club aragonés en participar en la Liga Nacional de Clubes FETRI, en esta ocasión es el equipo femenino de Stadium Casablanca el que forma parte tres temporadas consecutivas (2008, 2009, y 2010) de la primera división nacional de triatlón. A nivel individual, los deportistas más destacados de esas temporadas fueron Yolanda Magallón, Vanesa Pascual y Mónica Ortín en categoría femenina, así como Juan Millán, Miguel López, Víctor Lobo, Jesús García, David Colchero, Ricardo Simón, Javier Quílez, etc., en categoría masculina.

Gracias al tirón del triatlón nacional y proyectos como el Ranking Aragonés de Clubes de Triatlón, se produce un ascenso moderado de licencias federativas (396 en 2012), así como la incorporación de nuevos clubes de triatlón que viene acompañada de nuevas competiciones como el Duatlón Base Aérea de Zaragoza y el Duatlón de Valdespartera. La aparición del circuito Monegrosman Series, con varias competiciones de duatlón y triatlón en la zona de Monegros, revolucionó el panorama competitivo en Aragón suponiendo un antes y un después en la celebración de eventos con elevada participación en Aragón. Sin embargo, las competiciones escolares apenas pudieron levantar el vuelo tras la parálisis de 2007 y 2008.

En la temporada 2010 se pone en marcha la actual página web de la FATRI, que supuso un importante cambio en la gestión de inscripciones de nuestros deportistas. Sin embargo, el paulatino aumento de clubes, deportistas, y competiciones, se traducen en un incremento de necesidades administrativas e institucionales a las que la FATRI no podía atender correctamente, algo que se notó especialmente a partir del Campeonato de España de Triatlón Cros 2011 y durante la temporada 2012. La presión de los clubes por atender estas nuevas necesidades, y el desgaste en el puesto de Rodrigo Gómez, que termina delegando áreas muy importantes de gestión, hacen que desista a volver a presentar su candidatura en las elecciones FATRI de la temporada 2012.

En junio de 2012 se produce una importante reunión de todos los clubes aragoneses de triatlón, en la que se ponen en común las oportunidades y debilidades de la FATRI, sus soluciones, y la necesidad de no repetir la parálisis de 2007. Los clubes aciertan con la clave del éxito futuro del triatlón aragonés: ya no caben más proyectos de alto desgaste personal, con juntas directivas que se diluyen con rapidez. Por ello, en aquel encuentro se acuerda un reparto de áreas funcionales en la futura FATRI entre representantes de varios clubes, y la candidatura de Daniel Tello Sánchez (entonces responsable de la Sección de Triatlón del Club Ciclista Utebo) a presidente de la FATRI.

El 11 de diciembre de 2012 se celebra en Teruel la Asamblea de elección de Presidente FATRI, siendo elegido en la misma Daniel Tello Sánchez al ser la única candidatura propuesta, previamente consensuada entre los clubes. Se inicia de esta forma otra esperanzadora etapa que genera un alto grado de ilusión, que tiene su reflejo en un importante aumento de deportistas y clubes federados en la temporada 2013. Se produce una reestructuración profunda de las diferentes áreas de la FATRI: Comité de Jueces y Oficiales, Deporte Escolar, Dirección Técnica, Competiciones, y Secretaría General, que son los pilares sobre los que se construye el nuevo proyecto federativo, que se ubica y estrena oficina en la actual Casa de Federaciones Deportivas en la zona de la Expo 2008 de Zaragoza. Daniel Tello apuesta además por la profesionalización de la gestión corriente de la FATRI y reforzar el servicio a clubes, organizadores, y federados.

La temporada 2013 confirma el momento de crecimiento del triatlón aragonés con la celebración de las competiciones más clásicas de nuestro calendario, a las que se suman otros nuevos proyectos en Fraga, Calatayud, Zuera, Aínsa, Zaragoza (Duatlón de las Riberas, Duatlón de la Mujer, SERTRI, etc.). La oferta competitiva se complementa con la incorporación de numerosas competiciones escolares a nuestro calendario (Fraga, Alagón, Stadium Venecia, Parque del Agua, etc.). A pesar de todo ello, la presidencia de Daniel Tello no arranca con buen pie por varios motivos. El primero de ellos, es una acuciante situación económica debido a la acumulación de pagos pendientes con terceros que obligaban a pactar una periodificación del pago a varios años, y que impiden cualquier decisión inversora. Otros motivos fueron la dificultad de control del propio crecimiento de la FATRI en todas las áreas (en 2013 se incrementa un 50% el número de licencias) con los pocos recursos de los que se dispone en esos momentos, así como las accidentadas celebraciones del SERTRI Zaragoza, y del QH Triatlón. Pero el mayor problema con el que se encontró la presidencia de Dani Tello es que algunos componentes de su Junta Directiva enseguida se desenganchan del proyecto pactado semanas antes entre los clubes, lo cual, unido a muchas presiones recibidas y falta de interés de nuevas incorporaciones, provoca que el 2 de octubre de 2013 presente su carta de dimisión como Presidente de la FATRI. De nuevo la inestabilidad institucional hace tambalear las posibilidades de crecimiento del triatlón aragonés, aunque en esta ocasión la solución es mucho menos traumática de lo que se esperaba.

El 23 de diciembre de 2013, tan solo unas semanas después de la dimisión de Daniel Tello y el oportuno proceso electoral, la Asamblea General de la FATRI elige como nuevo presidente a Jesús Sánchez Felipe. Hasta ese momento, entre otras cosas, Jesús Sánchez era miembro de la anterior Junta Directiva, responsable (junto a Roberto Gil) del área de deporte escolar de la FATRI, coordinador de la sección de triatlón de Stadium Venecia, y deportista vinculado desde hace muchos años al triatlón y al mundo del deporte en general, sobre todo en su vertiente más social. Jesús Sánchez es capaz de reforzar y de aglutinar en poco tiempo en torno a su Junta Directiva un grupo de trabajo muy involucrado desde el primer momento con su proyecto. Se rodea de personas vinculadas al triatlón desde hace muchos años. Entre ellas destaca Miguel A. Ruiz Galay, su vicepresidente, cuya vinculación y fidelidad a la FATRI hace que sea la única persona que haya colaborado altruista e ininterrumpidamente con todos los presidentes de la FATRI. La hoja de ruta de su Junta Directiva es muy clara para los siguientes años: actualización del CJO, amortización de toda deuda con terceros acumulada desde 2008, control y transparencia económica, y fortalecimiento paulatino año tras año del resto de áreas: competiciones, dirección técnica, escolares, secretaría general, tesorería, etc. Todo ello, unido al reconocimiento del trabajo de la FATRI por parte del Gobierno de Aragón, y la presencia de Jesús Sánchez en el seno de la Junta Directiva de la Federación Española de Triatlón, ha permitido que sea el Presidente que más años ha dirigido ininterrumpidamente la FATRI (fue reelegido el 05/09/2016) y lo más importante: con su dedicación personal, ha favorecido una larga etapa de estabilidad institucional y modernización de la Federación Aragonesa de Triatlón.

En las temporadas 2013 y siguientes suceden importantes acontecimientos en el ámbito competitivo. Aragón vuelve a ser sede de importantes pruebas nacionales, como por ejemplo el Campeonato de España de Triatlón por Autonomías 2016 celebrado en Mequinenza, Campeonato de España de Triatlón de Invierno 2018 en Ansó (Huesca), o la celebración de clasificatorios nacionales como el Duatlón de Fraga (2017), Triatlón Olímpico de Tarazona (2018 y 2019), o el Half Triatlón Mequinenza (2019) prueba de la Copa de España de Triatlón L.D. El Encuentro Nacional de Menores se celebra durante dos temporadas consecutivas (2016 y 2017) en Graus. Además de las pruebas citadas, durante estas temporadas aparecen competiciones en sedes y entornos emblemáticos que están plenamente consolidadas en nuestro calendario: Triatlón de Zaragoza, Triatlón Valle de Tena, Triatlón de Ejea, Acuatlón de Teruel, Acuatlón Cierzo, Duatlón de Calatayud, Duatlón de Utebo, DLD Híjar, y una larga lista de localidades que se han unido a la oferta competitiva de la FATRI: Andorra, Sobradiel, Canfranc, Tauste, Remolinos, Caspe, Belver de Cinca, Alfajarín, etc. Todo ello provoca la aparición en la temporada 2018 de la Liga Ibercaja de Clubes de Triatlón, compuesta por más de 30 competiciones, casi 40 clubes repartidos en tres divisiones, y que cuenta con el patrocinio principal de Ibercaja. Aunque la mejor noticia es la consolidación de un calendario de competiciones escolares de triatlón y duatlón que en la temporada 2019 logra aglutinar un total de 17 competiciones y más de 2.200 inscripciones.

A nivel deportivo, hay que destacar el importante impacto mediático y competitivo de la Liga Nacional de Clubes, tanto de triatlón como de Duatlón, en la que los clubes aragoneses se defienden entre la élite de triatlón nacional. Destaca la presencia en la 1ª división masculina y femenina tanto de Stadium Casablanca, como del Club Triatlón Europa. Otros clubes los acompañan desde la 2ª división nacional como es el caso del Centro Natación Helios, Octavus Triatlón, e Hinaco C.C. Monzón. En el plano individual, son temporadas en los que los Campeonatos de Aragón masculinos suelen estar dominados por deportistas como Sumnifredo Barroso, Jesús García, Aitor Abadías, Félix Molina, Eliseo Martín, Juan Mina, Roberto Ruiz, Armando García, Fernando Zorrilla, David Huertas, o Daniel Tolosa. Las deportistas femeninas más destacadas de este periodo son Yolanda Magallón, Ana Revilla, Mónica Ortín, Chus Til, Marta Borbón, y en las últimas temporadas la triatleta internacional Marta Pintanel, quien se podría considerar como punta de lanza de la primera hornada de triatletas formados deportivamente en las escuelas de triatlón de Aragón. El aumento del nivel deportivo de los triatletas aragoneses ha motivado el interés por ellos de muchos clubes foráneos de primera división nacional, que los han incorporado a sus filas. Como consecuencia de todo lo anterior, la selección aragonesa de triatlón, tanto absoluta como escolar, ya ha alcanzado en las últimas ediciones el Top 8 nacional, algo impensable hace unas temporadas.

La FATRI es una entidad con vocación moderna y facilitadora de servicios, volcada en el servicio al federado, a sus clubes, organizadores, escuelas de triatlón, técnicos, y familias. Es una entidad implicada institucionalmente con Federación Española de Triatlón, Gobierno de Aragón, Cofedar, y un gran número de patrocinadores que han querido ligar su imagen a la de la FATRI. Todo ello, reforzado por una apuesta de gestión profesionalizada en el seno de su Secretaría General. La reciente crisis sanitaria y económica del COVID-19 deja un escenario lleno de incógnitas de cara al futuro para el mundo del deporte en general, y del triatlón en particular, al que seguro que la FATRI es capaz de adaptarse y de reinventarse en los términos que sean necesarios. Todo ello, para seguir cumpliendo en el futuro la función de promoción y desarrollo del triatlón en el territorio aragonés tal como nos encomienda la Ley del Deporte, al igual que se viene haciendo desde su fundación. Esperamos que estas líneas sirvan también como reconocimiento a todos aquellos que, desde los inicios, de forma libre y altruista, facilitaron el crecimiento del triatlón aragonés para poner su trabajo al servicio de una sociedad mejor.